Menú

SERVICIOS PUBLICOS ¿SUPUESTAS FISCALIZACIONES O FORMULAS DE RECAUDACIÓN ENCUBIERTAS? Destacado

Dinero chileno antiguo Dinero chileno antiguo

Tal como lo lee. En la actualidad, algunos servicios públicos como la Inspección del Trabajo o la Seremía de Salud, han establecido, como meta, realizar supuestas fiscalizaciones a las Comunidades de Edificios y, a través de este método, obtener importantes recursos por la vía de las multas que producen las “deficiencias” encontradas.

Ahora bien, la metodología es diferente según sea el servicio del que estemos hablando, pero, finalmente, el objetivo final que es recaudar, se termina cumpliendo igual a costa de todos los residentes de las comunidades que tienen que pagar. La razón de la aplicación de esta suerte de impuesto encubierto, se basa en que no es desconocido para nadie y menos para las autoridades, que, las comunidades sujetas a las normas de la ley 19.537 de Copropiedad Inmobiliaria, mueven cada mes, en la compra de bienes productos y servicios, la no despreciable suma de $ 85.000.000.000. Si, tal como le ve, ochenta y cinco mil millones de pesos al mes, dinero que es aportado por cada uno de los más de un millón de familias que viven  bajo este régimen de vida y lógicamente, resulta entonces muy atractivo ayudar al financiamiento de algunas reparticiones mediante este burdo procedimiento.

Pero veamos un par de ejemplos: la Inspección Comunal del Trabajo Santiago Oriente, en forma permanente ha aplicado, en algunas Comunidades de Edificios, la técnica de realizar una visita inspectiva para requerir la exhibición de la documentación laboral del edificio a las 14:00 horas, cuando el personal a cargo se encuentra almorzando o después de las 19 horas cuando ya el personal administrativo se retiró. En el caso particular de una Comunidad, esta cuenta con casi 30 empleados, un Sindicato, con una recientemente concluida negociación colectiva y una cómoda oficina donde se guarda la totalidad de la información financiera y administrativa y por lo tanto, toda la documentación laboral está siempre al día y disponible para quien quiera consultarla.

Frente a esta situación, luego de una de estas visitas fallidas, la administración tomó contacto con el Jefe de la Unidad de la oficina, pensando, ingenuamente, que lo que en verdad quería el fiscalizador, era corroborar la existencia de toda la información documentaria que le correspondía a cada trabajador. Pero no, en primer lugar este funcionario no saludó, no ofreció asiento y jamás dejó de mirar a la pantalla de su computador, en una actitud grosera para con un contribuyente, ya que sólo dejó de atender sus tareas “urgentes” como señaló, luego que el visitante le indicara que se retiraba ante una actitud tan descortés. No obstante, lo más grave de la breve reunión fue que, según se constató de la respuesta del Jefe de la Unidad, la normativa legal, permitía, si, permitía realizar este tipo de acciones y que el criterio y las buenas prácticas, no estaban establecidas en la norma por lo que, no se consideraban y por lo tanto, correspondía la multa, esto, aunque la Comunidad tuviera todo en orden, lo que jamás se constató, claro, porque no era lo gravitante.

Pero veamos otro servicio público que opera de una manera similar. La Secretaría Regional Ministerial de Salud. Si bien hay ciertas diferencias en los procedimientos, el resultado final apunta al mismo objetivo: recaudar fondos a como de lugar. En este caso el procedimiento es visitar un edificio que tenga central térmica, en un caso específico, un día domingo a las 10:00 de la mañana, es decir, cuando no se encuentra nadie responsable en el recinto y luego de la visita del fiscalizador, encuentra algunas deficiencias que se deben corregir. Se da inicio a un sumario sanitario por las deficiencias y se pacta la visita para verificar las correcciones realizadas, pero igualmente se cursa una multa de 12 UTM, la que se podría apelar si no se notificara esta resolución, con más de 60 días de atraso, impidiendo de esta forma apelar en los cinco días siguientes.

Pero veamos, se realiza la visita para verificar las reparaciones y se encuentran todos los elementos subsanados, pero la multa sigue a firme, pero, increíble, ahora se detecta que el extinguidor de la sala de caldera esta vencido hace 10 días y el operador de caldera tiene vencido recientemente su certificado, el que no podrá renovar porque la SEREMI dictó el Decreto 10 el que hará obligatorio el 4° Medio rendido para quien se presente a los exámenes para obtener la certificación de Operador de Calderas. Todo esto, genera un segundo sumario sanitario y una nueva multa.

Este portal cree que es necesario hacer algunas consideraciones importantes.

·         Primero: Esta nueva práctica de recaudación resulta enormemente grave, considerando que en la mayoría de los casos, serán los residentes quienes deberán aportar, pequeñas sumas, es cierto, pero que acumuladas, permitirán pagar las fuertes sumas aplicadas por estos servicios públicos.-

·         Segundo: La autoridad jamás piensa en la contraparte y en su realidad. ¿Es probable encontrar conserjes, con el nivel de remuneraciones que percibe, que posea 4° Medio para cumplir con la normativa?

·         Nos preguntamos si, ¿el verdadero objetivo de las fiscalizaciones es en verdad corregir las deficiencias, mejorar los estándares y detectar las irregularidades o, según la actual forma de operar, es sólo una pantalla para recaudar recursos frescos? Los invito a ver el siguiente enlace:

·         http://www.diariopurochile.com/escandalo-sobre-atribuciones-legales-de-la-seremi-de-salud-metropolitana/

·         Curiosamente, en la página de Gobierno Transparente, al consultar el presupuesto de la Secretaria Regional Ministerial de Salud Metropolitana para saber los montos recaudados por multas, todas las partidas aparecen sin información disponible, ello hace más preocupante observar los procedimientos utilizados. Si ha leído el informe del link adjunto se podría pensar en que el presupuesto de esa repartición pública se compone de la recaudación por multas principalmente. ¿Es un impuesto encubierto?

Este portal continuará recogiendo información para dilucidar qué es lo que está pasando con las Comunidades de Edificios. La Inspección del Trabajo, la Seremi de Salud, el OS10 de Carabineros, entre otras entidades, están fortaleciendo sus presupuestos procediendo a sancionarlas con fiscalizaciones de dudosa calidad profesional y menor calidad ética. Creo que es el momento de comenzar a hacer público este tipo de procedimientos sorprendiéndonos sí, el que las organizaciones gremiales de los Administradores de Edificios nada digan al respecto.

Modificado por última vez en Miércoles, 09 Marzo 2016 01:54

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Síganos en Redes Sociales

NUEVA REVISTA

Volver