Menú

Con la Certificación de los Ascensores se nos viene la noche… Destacado

La ley establece que la certificación de un ascensor tiene una validez de un año. Transcurrido este tiempo, el equipo debe ser nuevamente sometido a la certificación correspondiente, por un ente autorizado para estos efectos.  

 

Los ascensores se han transformado en aliados de todos quienes residen o trabajan en edificios de altura y transportan a una gran cantidad de usuarios cada día.

Pero en todo proyecto inmobiliario, los ascensores deben cumplir con ciertas características específicas en cuanto a su instalación, mantenimiento y operación, estos aspectos son los que establece la autoridad competente, en este caso el Minvu. "Especialmente, la normativa NCh 440/1.Of2000 que habla de los requisitos mínimos de diseño, instalación y operación para ascensores electromecánicos y la NTM006 (Norma técnica Minvu N° 006) que habla de los requisitos mínimos de diseño, instalación y operación para ascensores electromecánicos frente a sismos. Pero además, la instalación, mantenimiento y operación,  dependerá de las especificaciones técnicas de cada producto y que son características propias de cada fabricante". Adicionalmente,  para satisfacer los requisitos de diseño sísmico, la autoridad establece que se debe demostrar el cumplimiento de los requisitos de las normas ASME A17.1, o Japan Code (BSJ), o NZS 4332:1997 u otra de fabricación de sistemas de ascensores que contenga requerimientos de detalle sísmico.

Conforme a la norma

Un  ingeniero civil mecánico, certificador registrado en el Minvu y por lo tanto, especialista en inspeccionar ascensores, comenta que la certificación de los ascensores se ejecuta conforme a las normas oficiales de la República de Chile NCh 440/1 y NCh 2840/1 para ascensores y montacargas eléctricos; NCh 440/2 y NCh 2840/2 para ascensores y montacargas hidráulicos.

Los trabajos para obtener la certificación debe ser encargada de realizar a un Ingeniero Certificador, el que  debe tener inscripción vigente en el Registro Nacional de Instaladores, Mantenedores y Certificadores de Ascensores, tanto verticales como inclinados o funiculares, montacargas y escaleras o rampas mecánicas que mantiene el Ministerio de la Vivienda y Urbanismo, conforme a las condiciones establecidas en la ley 20.296 y el Decreto N. 42 de 2012 del Minvu. En la actualidad, dicho Registro Nacional, al día de hoy, cuenta con 27 profesionales Certificadores, 138 profesionales Mantenedores y 22 Empresas o Profesionales Instaladores. La misma ley establece que la certificación de un ascensor tiene una validez de un año. Transcurrido este tiempo el equipo debe ser nuevamente sometido a la certificación correspondiente por un certificador autorizado para estos efectos.

Proceder a la Certificación

El proceso de certificación se inicia con la elección y luego contratación de un profesional Certificador registrado en el Ministerio de la Vivienda y Urbanismo. Los honorarios de este funcionario deberán ser  pagados por la comunidad y estos tendrán un valor que dependerá del tipo de ascensores, del número de pisos del edificios, del número de paradas de cada cabina y del estado general de los equipos según hayan sido eficientes o no las mantenciones contratadas. Este proceso tiene, además, el riesgo de que, si las mantenciones no han sido todo lo eficientes que debieran, este certificador estará obligado a detener aquellas cabinas que, a su juicio, no cumplan con los estándares mínimos para operar y, por lo tanto, puedan significar un riesgo para los usuarios.

Durante el proceso de certificación, hay muchos elementos que lo hacen tremendamente gravoso. En efecto, entre las exigencias de las nuevas normas, están por ejemplo, la obligatoriedad de contar con botoneras que tengas incorporados los números en sistema Braille, y, adicionalmente, se deben incorporar una cantidad importante de elementos de seguridad tanto en las salas de máquinas como en los techos de las cabinas y otros.

Esto nos lleva a plantearnos que, por ejemplo, aquellas administraciones que o fueron descuidados con la supervisión de las mantenciones o bien no exigieron a los Comités realizar las inversiones necesarias, hoy se verán, posiblemente, enfrentados a gastos importantes y que, muchas Comunidades no podrán asumir, sobretodos, aquellas cuyos edificios tiene más de 15 años construidos.

 Pero ¿quién fiscaliza que los ascensores sean certificados? Nuestro Ingeniero Certificador nos señala:  la autoridad que debe efectuar la fiscalización es la Dirección de Obras Municipal a través de su personal e inspectores de terreno. Las certificaciones efectuadas por el Certificador registrado deben ser puestas en un lugar visible del ascensor, e ingresadas y registradas en la Dirección de Obras Municipales respectiva, como establece la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones. El no ingreso oportuno deberá ser puesto en conocimiento del Juzgado de Policía Local, por la Dirección de Obras Municipales", dice nuestro asesor.

Sin embargo,  hoy un porcentaje muy bajo de los equipos de elevación vertical y traslado de personas se encuentran certificados para su funcionamiento, careciéndose de la información sobre sus sistemas de control de seguridad y detención en caso de emergencia o falla. Esto se debe, principalmente, al poco conocimiento que tienen los usuarios de la normativa que regula el funcionamiento de los ascensores, considerando que esta norma lo hace partícipe en la exigencia de requerir, al propietario o administrador, que certifique los ascensores de los cuales hace uso el edificio.

Un par de buenos consejos

Dado que la norma ya entró en vigencia y por lo tanto, a partir de ahora, cualquier incidente en un ascensor, puede dar motivo a que el usuario inicie acciones en busca de encontrar a quien debe responsabilizarse y, más aún, quien debe asumir los costos de este incidente, es indispensable iniciar ya la búsqueda del Certificador, tomando habida cuenta de que sólo hay 27 certificadores Registrados en MINVU (Si requiere el listado oficial, puede solicitárnoslo, gratuitamente, a nuestro correo) y por lo tanto mientras más tiempo transcurra, será más difícil encontrarlo.

Al mismo tiempo, se debe tener presente que iniciar el proceso de certificación, trae aparejado dos importantes riesgos: uno, que la Comunidad no tenga los recursos necesarios para realizar las reparaciones que, a partir del proceso de certificación serán ineludibles y dos, que si el nivel de calidad de las mantenciones ha sido históricamente deficiente, se transforma en altísima la posibilidad de que sus ascensores sean detenidos por falta de garantías para los usuarios.

Entonces, manos a la obra y certifiquemos…cualquier información de los lectores, serán un aporte de alto valor…los esperamos

Modificado por última vez en Viernes, 01 Abril 2016 02:30

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Síganos en Redes Sociales

NUEVO SOFTWARE

NUEVA REVISTA

Volver